¿Cómo ayuda la asertividad a mejorar el clima laboral?

 








Es bien conocido por muchos que una buena comunicación abre puertas. Aunque el factor humano tiende a ser muy variado y por tanto puede haber no siempre experiencias positivas dado a una vaga o mala forma de comunicarse. Por encima de todo, una comunicación ineficiente o pasivo-agresiva puede llevar a tener un ambiente ambivalente y nocivo en cualquier área laboral e inclusive en la intimidad de nuestro hogar. 

Con una comunicación ineficiente y poco efectiva, puede haber un desgaste intelectual y emocional que muchas veces es motivo de: malos entendidos, resentimientos, e inclusive grandes pérdidas financieras. Pero, ¿Cómo puedes evitar comunicarte de forma agresiva, o pasivo-agresiva? ¿Qué puedes hacer para lograr una comunicación provechosa con tus compañeros de trabajo, clientes y líderes en tu trabajo? ¿Qué es la asertividad? Si alguna vez te has hecho estas preguntas, te mostraré unas poderosas herramientas muy eficaces como la comunicación efectiva y asertiva. Esto ayudará a mejorar tu relación con los demás e inclusive con tus clientes y compañeros de trabajo.


Se define como comunicación efectiva cuando un mensaje compartido, se recibe y se comprende sin alterar su objetivo final, (es decir, es claro y puntual). El emisor y receptor interpretan el mismo significado. De tal manera que no se presta a dudas ni confusiones, mientras que cumplen las expectativas del mensaje transmitido. Cabe señalar que la comunicación es muy vasta y, por lo tanto ocurre en diversas formas incluso es muy común que cambien de un lado a lado y ocupen espacios similares en un diálogo. Comprender estas excepciones te ayudarán a poner más atención a sus señales y evitar problemas de comunicación y crear mensajes claros y efectivos.


Las 4 formas de comunicación efectiva son:  


Oral

Se trata del uso del lenguaje verbal tanto para hablar como para escuchar. Es el tipo de lenguaje más común ya que se utiliza en el día a día con conversaciones, reuniones, llamadas telefónicas, y últimamente en video conferencias. Es de importancia el habla efectiva junto con la escucha activa para que la comunicación sea fluida y evitar fallas en ella.  


Corporal

El 70 % de nuestra comunicación es no verbal lo que significa que usamos aspectos visuales del interlocutor como medio de comunicación. Incluye gestos, expresiones faciales, postura y forma de vestir como herramientas para transmitir un mensaje, muchas veces es de manera inconsciente por lo que existen estudios de imágen pública que se especializan en la postura misma que influye en las relaciones públicas y persuasión.


Escrita

La comunicación escrita, es de mucha importancia desde la invención de la escritura. Una buena comunicación escrita, ayuda a acortar la distancia entre tiempo y presencia e incluso sin la necesidad de haber conocido al escritor, ya que por su propio lenguaje podemos tener una interacción con sus ideas, creencias y mensaje. En la era de la comunicación moderna y digital emitir comunicados por escrito se ha vuelto primordial e importante; leer atentamente e interactuar al momento ha adquirido un rol fundamental en cualquier empresa como el uso de chat, correos electrónicos, informes, comunicados, etc. Es fundamental asegurarse que a medida de lo posible, se mantenga una comunicación óptima, clara, optimizada y sin faltas de ortografía, para asegurarnos que nuestro mensaje sea bien recibido. 


Visual

Desde el invento de la fotografía como medio de comunicación, las cosas han cambiado de manera en que símbolos, colores representan una forma de comunicación. Al igual que el diseño gráfico con el uso de tipografías, formas, dibujos o ilustraciones ayudan a reforzar el mensaje e intención del mismo. Los comunicadores, diseñadores, caricaturistas utilizan este tipo de comunicación a su favor. 



¿Qué es la comunicación asertiva entonces? 


De acuerdo con el blog de comunicación de, Melanie Amaya (Amayaco) la comunicación asertiva, es:  

[Un estilo de comunicación en el que expresas tus ideas, sentimientos y necesidades de forma directa, segura, tranquila y honesta, al mismo tiempo que eres empático y respetuoso con las otras personas. Y aunque se lea fácil, es más complicado de lo que nos imaginamos ya que requiere de responsabilidad, y la habilidad de formular el mensaje en nuestra mente antes de emitir el mismo. 


Es una forma de comunicarte diplomática y equilibrada en la que compartes tu punto de vista y defiendes tus derechos, al mismo tiempo que tienes en cuenta los sentimientos de los demás y respetas sus creencias y derechos.


Añadiría también aplicando la responsabilidad afectiva. 




Algunos puntos a considerar para poder comunicarnos de manera asertiva, son: 


1. Recuerda que el respeto siempre es importante, tanto a ti mismo como a los demás.

2. Cuando te expreses busca que sea de forma sencilla, franca y empática.

3. Puedes pedir lo que quieras, pero no olvides tomar en cuenta las necesidades de los demás.

4. Comunica lo que sientes, sin emitir juicios o buscar culpables.

5. Busca que tu comunicación sea lo más tranquila posible, poniendo en práctica tu seguridad y firmeza al hablar.

6. No tengas miedo de conversaciones incómodas, mejor piensa en formas constructivas para tenerlas.


Una buena comunicación es primordial ya sea para compartir ideas, defender tu punto de vista, exigir, corregir, o decir que no. O bien sea porque en momentos de frustración, evitar el estrés, y si te cuesta manejar tus emociones y reacciones y tu comunicación produce un impacto negativo. Creando problemas con su equipo de trabajo y jefes, hasta problemas con clientes y proveedores.


Existe un proverbio árabe que dice: «Si Dios, nos creó con dos orejas, dos ojos y una sola boca, es porque tenemos que escuchar y ver dos veces antes que hablar. No abras los labios si no estás seguro que lo que vas a decir es más hermoso que el silencio». Por lo que para poder comunicarnos también una regla fundamental es la escucha activa. 


No es lo mismo oír y escuchar. Hay que poner atención al mensaje y evitar juicios reflexivos. Aunque muchas personas pueden llegar a presumir que son buenas escuchando, es una habilidad que se puede adquirir si se desea. Y una herramienta muy útil en cualquier situación. 


Para escuchar de manera activa, habría que poner de antemano una actitud de disposición para comprender lo que estamos escuchando. Darle un valor genuino a las palabras, la postura, la entonación y el sentimiento que pone nuestro interlocutor al comunicarnos sus palabras o ideas. Aquí te menciono algunas de estas reglas: 


  • Escuchar, sin analizar.

  • Escuchar, sin criticar.

  • Escuchar, sin descalificar.

  • Escuchar, sin interrumpir.

  • Escuchar, sin juzgar.

  • Escuchar, sin estar de antemano pensando qué contestar.




A menos que la persona a la que estamos escuchando solicite una retroalimentación, es cuando podemos dar nuestro punto de vista. Este ejercicio es muy valioso porque está estrechamente ligado con la empatía, además de que mejora los vínculos laborales, gracias a la comunicación fluida y comprensiva que  genera confianza. Otro beneficio es que la interpretación es la adecuada porque prestamos nuestros sentidos a realmente comprender lo que se nos transmite. Mejora la inteligencia emocional y contribuye al desarrollo personal. 


Los obstáculos más comunes que nos impiden escuchar con eficiencia son: 

  • Atención dividida. Como cuando en casa tu mamá no deja de hacer sus pendientes y trata de hacer demasiadas cosas al mismo tiempo, nos coloca y coloca al querer expresarnos en una posición inadecuada e incómoda...

  • Fijamos la atención en nosotros mismos. Como en los Simpsons, Homero, que siempre está pensando en otra cosa y no en lo que le intenta comunicar su familia, es una forma pasivo-agresiva de hacerle ver a la persona que no me interesa lo que me está diciendo o no es relevante para mí.

  • Fingir que escuchamos, cuando en realidad no es así. Por esta razón, en ocasiones, se parafrasea una oración o se enuncian palabras afirmativas como “entiendo”, “claro”, “sí” pero nuestra atención está en otro lado. Es importante de vez en cuando preguntar: ¿Lo que me estás queriendo decir es…? Para que la persona con la que estamos interactuando se percate de que en verdad estamos poniendo atención.  

  • Quitarle importancia a lo que otro dice únicamente porque tenemos creencias distintas. Como lo mencione anteriormente. El respeto es la base de una buena comunicación. Puedo no estar de acuerdo con lo que me dicen, pero jamás poner en duda o cuestionar a la otra persona. Es mejor decir: «Entiendo, respeto, pero no estoy de acuerdo en…» y re-encuadrar la idea para buscar un punto en común. De ahí la importancia de no descalificar. 

  • Evita distractores.  Pon a un lado tu celular, u objetos que puedan distraerte. A nadie nos gusta estar hablando con la pared. Así mismo evita retirar tu atención, distraerte, hacer bromas, o cambiar de tema súbitamente.



A modo de conclusión, la comunicación asertiva y la escucha activa son herramientas  que nos ayudarán a mantener un ambiente sano y a mejorar el ambiente laboral dado que minimizará los conflictos con nuestros compañeros de trabajo y miembros del equipo. 


Al darnos cuenta que los mensajes son poco claros, a medias, confusos o incluso aplicar la ley del hielo, es solo una conducta pasivo agresiva de NO comunicarnos, por lo que solo se pierde tiempo al tratar de interpretar a la persona y no ayuda a tener un avance en cualquier reunión de trabajo o proyecto laboral. El no tomar responsabilidad sólo infunde inseguridad y miedo y no se confrontan los conflictos de frente por lo que ello puede llevar a la frustración y resentimiento. 


Para una interacción eficaz se debe tomar en cuenta los puntos mencionados y poner mucha atención en la manera en la que nos expresamos. Pregúntate: ¿Si me di a entender? ¿Fue clara mi solicitud o comentario? ¿Si le dijera lo mismo a otra persona, me comprendería? ¿Estoy poniendo atención a lo que me están diciendo? Tampoco se trata de reducir el mensaje al punto que se vuelva incomprensible.


Referencias: 


  • Cuddy, A. (2012, 1 octubre). Amy Cuddy: El lenguaje corporal moldea nuestra identidad [Vídeo]. TED Talks. https://www.ted.com/talks/amy_cuddy_your_body_language_may_shape_who_you_are?language=es

  • Comunicación asertiva. (s. f.). https://amayaco.com/comunicacion-asertiva. https://amayaco.com/comunicacion-asertiva

  • Brandt, A. (2017). 8 claves para eliminar el comportamiento pasivo-agresivo (Primera edición). ELEFTHERIA.

  • Qué es la Comunicación Asertiva | Amayaco. (s. f.). Recuperado 2 de noviembre de 2022, de https://amayaco.com/comunicacion-asertiva/que-es-la-comunicacion-asertiva

  • Silva, D. da. (1970, 1 enero). Comunicación efectiva: qué es y cómo usarla para mejorar tus ventas. Zendesk MX. https://www.zendesk.com.mx/blog/comunicacion-efectiva-que-es/


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cuáles son las pruebas psicométricas más usadas?

«Quiet Quitting» o Renuncia silenciosa.

Señales de que tu jefe o gerente es narcisista

Suscríbete

* requerido